Páginas vistas en total

viernes, 4 de agosto de 2017

GEORGE HARRISON

LA HISTORIA DE SOMETHING


Doce violines, cuatro violas, cuatro violonchelos y un contrabajo tuvieron la culpa de aquél sublime sonido de Something. Estos elementos, y claro está, George Harrison, su compositor. Durante las jornadas en las que se grababa el White Album de los Beatles, Harrison compuso esta canción al piano, pensando en que le había quedado poco profunda o poco adecuada al momento por el que la banda estaba atravesando, motivo por el cual pensó en cedérsela a otro intérprete.
Ray Charles fue el elegido en un primer momento. Tanto es así, que la incluyó dos años más tarde en su disco Volcanic Action of my soul. Sin embargo y contra todo pronóstico, Something pasaría a la historia como una de las canciones míticas no solo de Harrison, sino de la última etapa Beatle.
Something apareció como single junto a Come Together en el Reino Unido y llegó a alcanzar el número 1 en Estados Unidos durante una semana. Está incluida en el álbum Abbey Road, y fue para McCartney y Lennon probablemente la mejor canción escrita por el beatle callado durante su etapa dentro del grupo. Como otras canciones de los Beatles, costó una ingente cantidad de tomas, modificaciones y versiones hasta alcanzar la definitiva. Pero mereció la pena, pese a situar a Harrison en primera línea como compositor justo cuando el grupo se desmoronaba.
No podemos dejar de recordar, como en otras entregas de la Historia de una Canción, las sucesivas versiones que otros artistas hicieron de la misma. Desde Joe Cocker hasta Frank Sinatra, pasando por la de James Brown, que era sin duda la favorita del propio Harrison.




No hay comentarios:

Publicar un comentario