Páginas vistas en total

viernes, 31 de julio de 2015

THE BEATLES

La muerte de Brian Epstein y Carry That Weight

 

Uno de los personajes más influyentes y colaboradores hacia el grupo fue su mánager Brian Epstein que además fue conocido como el Quinto Beatle. También trabajó para mantener la cohesión del grupo, y su estilo de gestión permitió al grupo seguir sus nociones y proyectos musicales, mientras ofrecía mediación si había algún conflicto. Sin embargo, este papel comenzó a disminuir después que la banda dejó de salir de giras, aunque aún ejercía una fuerte influencia resolviendo disputas entre los miembros y, lo más importante, manejando las finanzas del grupo. Cuando Epstein falleció de una sobredosis de droga en 1967, se produjo un vacío en la banda. Uno de los Beatles más cercanos desde el inicio fue John Lennon y fue el más afectado del grupo. Tras la muerte de Brian Epstein se produjo una gran duda en referencia al control del grupo. Para no echar el grupo a perder, a McCartney se le ocurrió la idea de manejar al grupo él solo. El resto de la banda se vio progresivamente perturbada por su creciente dominio en la música así como en las empresas del grupo. Lennon posteriormente percibe los esfuerzos de McCartney como necesarios para la supervivencia de la banda, pero cree que el deseo de McCartney para mantener la viabilidad de la banda surge de las propias dudas de McCartney acerca de comenzar una carrera en solitario. McCartney mantuvo la mayor dedicación al grupo como una entidad de entretenimiento pero sus esfuerzos eran agotadores tanto físicamente y psicológico por lo cual Paul escribió para el álbum Abbey Road la canción Carry That Weight que cuenta sobre el peso que tuvo que cargar tras la muerte de Epstein.
La muerte de Epstein puso en apuros al grupo en cuanto a la fundación Apple Corps que ya se había iniciado bajo la supervisión de Epstein como un intento para asegurar los impuestos y su muerte puso en duda el seguimiento. La ausencia de la supervisión de Epstein y la inexperiencia de los miembros de The Beatles como hombres de negocios crearon una aventura caótica inesperada que se sumó a las nacientes tensiones cuando la banda regresó al estudio para producir The White Album. El papel de Epstein como representante de la banda nunca sería reemplazado, y la falta de liderazgo y representación sería uno de los factores que precipitarían la disolución de la banda.

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario